SOBRE EL PORTE Y USO DE ARMAS DE AIRE COMPRIMIDO Y SIMILARES EN COLOMBIA

Actualidad

En Colombia, se dice que el monopolio del uso, porte y fabricación de las armas, recae en cabeza del Estado, situación que impulsa la tipificación de actos que contravengan esta disposición general, cuyo objetivo es mantener incólume el bien jurídico de la Seguridad Pública y conexos.

Dentro de estos tipos penales encontramos, por ejemplo: el delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones (art. 365 C.P.); la fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos (art. 366 C.P.); y, la fabricación, importación, tráfico, posesión y uso de armas químicas, biológicas y nucleares (art. 367 C.P.), entre otros.

Así, el Código Penal irradia estas conductas, con base en el fundamento constitucionalmente vigente, pues recordemos, la Constitución Política de Colombia cuenta con variedad de artículos relacionados con el uso, porte, comercialización, fabricación, entre otros, de las armas en el país. Podemos resaltar así, algunos apartes normativos:

  • Art. 81, relacionado con prohibiciones relacionadas con armas químicas, biológicas y nucleares.
  • Art. 97, relacionado con que los colombianos por adopción y los extranjeros domiciliados en Colombia, no podrán ser obligados a tomar las armas contra su país de origen; como tampoco lo serán los colombianos nacionalizados en país extranjero, contra el país de su nueva nacionalidad.
  • Art. 216, por el cual se establece que la fuerza pública estará integrada en forma exclusiva por las fuerzas militares y la Policía Nacional; y que, todos los colombianos están obligados a tomar las armas, cuando las necesidades públicas lo exijan para defender la independencia nacional y las instituciones públicas.
  • Art. 223, donde se exalta que el Gobierno es el único que puede introducir y fabricar armas, municiones de guerra y explosivos.
  • Así mismo, como aspecto de vital importancia, este último artículo dispone que nadie podrá poseerlos ni portarlos sin permiso de la autoridad competente y en qué eventos no podrá extenderse dicho permiso.
  • Finalmente, se relaciona la posibilidad de que los miembros nacionales de seguridad y otros cuerpos oficiales armados, creados o autorizados por la Ley, puedan portar armas -bajo el control del gobierno-.

De este último artículo, surgió la necesidad de una norma específica sobre las armas, municiones y explosivos, por lo que se expide el Decreto 2535 de 1993 (por el cual se expiden normas sobre armas, municiones y explosivos), donde para el enfoque que nos ocupa, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Se define como armas, a todos aquellos instrumentos fabricados con el propósito de producir amenaza, lesión o muerte a una persona[1].
  • Las armas de fuego, se definen como las que emplean como agente impulsor del proyectil, la fuerza creada por expansión de los gases producidos por la combustión de una sustancia química[2].
  • Las armas en Colombia, se clasifican en: a. Armas de guerra o de uso privativo de la Fuerza Pública; b. Armas de uso restringido; y, c. Armas de uso civil[3].
  • Las armas de uso civil, son aquellas que, con permiso de autoridad competente, pueden tener o portar los particulares y se clasifican en: a. Armas de defensa personal; b. Armas deportivas; y, c. Armas de colección[4].
  • Para el porte o tenencia de las armas de fuego, se requiere de una autorización que el Estado concede, con base en la potestad discrecional de la autoridad militar competente[5].

A la luz de la normatividad expuesta, debemos anotar que las armas de aire comprimido o de Co2, son de uso civil y al no existir reglamentación que las limite o exija permiso específico, pueden ser portadas y utilizadas, con clara responsabilidad de los daños ocasionados -situación que habrá de analizarse frente a cada caso en específico-.

No obstante, con la expedición de la Ley 1801 de 2016 (por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia), se implementó una limitación, la cual se enuncia en el numeral 7 del artículo 27.

Esta norma considera, entre otros, como un comportamiento que pone en riesgo la vida e integridad de las personas, y, por tanto, es contrario a la convivencia:

7. Portar armas neumáticas, de aire, de fogueo, de letalidad reducida o sprays, rociadores, aspersores o aerosoles de pimienta o cualquier elemento que se asimile a armas de fuego, en lugares abiertos al público donde se desarrollen aglomeraciones de personas o en aquellos donde se consuman bebidas embriagantes, o se advierta su utilización irregular, o se incurra en un comportamiento contrario a la convivencia“.

Así las cosas, esta misma Ley contempla como sanción una multa general tipo 2, que incluye: 1. La prohibición de ingreso a eventos que involucren aglomeraciones de público complejas o no complejas; y, 2. La destrucción del bien.

Con todo, las normas son estas y las precauciones se hacen lógicas, entonces, Señores: ¡A seguir con este bello deporte!

A propósito de lo dicho, les presento mi ejemplar:

Revólver

Se trata de un revólver Dan Wesson 8″ y sus modestas especificaciones, que por supuesto me enamoran, son:

  • Calibre: 4.5 (.177).
  • Velocidad: 426 Fps.
  • Volumen: 4-Medium.
  • Longitud Total: 34 CM.
  • Capacidad: 6 cartuchos en el tambor.
  • Miras: Abiertas Fijas.
  • Tipo de Cuerpo: Revolver.
  • Acción: Semiautomático.
  • Fuente de Poder: Pipetas Co2.
  • Cañón: Liso.
  • Distancia efectiva: 50/60 metros aproximadamente.
  • Máxima distancia: 200 metros aproximadamente.
  • Peso: 2.26 libras.

REFERENCIAS

Constitución Política de Colombia. Julio 20 de 1991.

Decreto 2535 de 1993. “Por el cual se expiden normas sobre armas, municiones y explosivos”. Publicado en el Diario Oficial 41.142, de 17 de diciembre de 1993.

Ley 599 de 2000. “Por la cual se expide el Código Penal”. Publicada en el Diario Oficial 44.097, de 24 de julio de 2000.

Ley 1801 de 2016. “Por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia”.


[1] Art. 5º.

[2] Art. 6º.

[3] Art. 7º.

[4] Art. 10º.

[5] Art. 20º, 21º, 22º, 23º y 24º.

© 2017 Todos los Derechos Reservados.